En enero del 2016 cuatro amigos nos reunimos para subir el cerro del Zamorano, la intención era ponernos en forma con una disciplina poco usual en Querétaro: el senderismo.

Sendereando aquella vez surgió la idea de escalar el volcán Iztaccihuatl, para esta aventura se unieron trece amigos y sin saberlo fue el nacimiento de un grupo que incluiría las disciplinas de ciclismo, ciclismo de montaña, trail, escalada en roca, alpinismo y senderismo.

Iniciamos trece miembros deseosos de practicar deportes de aventura y al aire libre, algunos con poca experiencia pero con el deseo explorar y aprender estas disciplinas.

En este grupo se han formado alpinistas distinguidos por su entrega, determinación y coraje para escalar hasta la cima de montañas nacionales, logrando en febrero del 2017 la cima más alta de México: El Pico de Orizaba; una vez alcanzada esta cima la pregunta fue “¿Ahora qué sigue?”

El nuevo reto, sólo para unos cuantos: El Huayna Potosí a 6,088 MSNM

¿Pero por qué el nombre de “Capa 8”?

En la jerga informática se asigna usualmente el término “Capa 8” para referenciar al usuario de un sistema informático, esto es por extensión del Modelo OSI aquello que puede ser operado en un computador o sistema informático (la Capa 7), siendo el humano quien gestiona o utiliza ese sistema; en pocas palabras la capa 8 es el ser humano que interactúa con un sistema (hardware o software).

Somos un grupo de personas enfocadas en las personas (capa-8) interactuando en diferentes disciplinas, nos enfocamos en la preparación y actitud de nuestros integrantes, identificamos sus fortalezas y aptitudes fomentando la práctica del senderismo, alpinismo, ciclismo y escalada en roca, convirtiéndonos en un semillero deportivo para todas las edades.

Dentro de nuestro compromiso, sumamos acciones independientes de rehabilitación y cuidado de espacios naturales que visitamos constantemente; la inclusión y el respeto son parte de nuestro actuar.